3. El paritorio
Escrito por José F. Fernández Godoy   

3. El paritorio

3.1. Influencia psíquica

El paritorio (figura 5), escenario de la expulsión (salida del feto), es la fase más crítica del parto.

5-Paritorio

Fig. 5

Se trata de un lugar muy especial en el que se precipitan los acontecimientos obstétricos. Está presidido por la mesa de parto que llama poderosamente la atención. Contiene un cúmulo de medios técnicos: monitor, toma de oxígeno, instrumental,…. Y en él se aglomeran una pléyade de profesionales: tocólogo, matrona, anestesista, auxiliares,….

Y, a semejante lugar llega la parturienta con su intimidad al descubierto, con sus temores, con sus ilusiones (eclipsadas en esos momentos por sus temores), con su esfuerzo,…. Y en él tendrá lugar la vivencia –para ella y su pareja– más importante de su vida: el nacimiento de su hijo.

La entrada en el paritorio supone para la parturienta un trauma psíquico difícil de superar. No obstante, se han dado algunas soluciones:

a) Realizar la expulsión en la cama de la habitación

La opción, propuesta desde tendencias naturalistas, evita, obviamente, el trauma de la entrada en el paritorio, pero presentan los inconvenientes de:

- Falta de medios obstétricos para resolver situaciones de emergencia.

- Incomodidad para el profesional.

- Falta de una mesas de parto en la que la parturienta pueda desarrollar la fuerza de la expulsión.

b) Realizar la expulsión en una cama transformada en mesa de parto

Se introduce a la parturienta en una sala con los medios técnicos para asistir el parto (en realidad, es un paritorio). Se le aplica la epidural. Tendida en una cómoda cama, realiza gran parte de la dilatación. Y, al final, se articula unas perneras en la cama para la expulsión.

Sucede un hecho pintoresco: para evitarle a la parturienta el trauma de la entrada en el paritorio, “se le introduce en el paritorio desde el principio”.

La metódica presenta los siguientes inconvenientes:

- La postura horizontal de la parturienta retrasa la dilatación.

- La aplicación de la epidural tendida en la cama retrasa aún más la dilatación (ver la epidural y la biomecánica del parto).

- La mesa de parto resultante de la cama transformada es muy defectuosa. Ver Mesa de parto. Estudio biomecánico.

- Los inconvenientes psíquicos derivados de la inmovilidad de la parturienta.

Se trata de un sistema, muy extendido en la actualidad, creado desde la obstetricia, que dificulta la biomecánica del parto y aumenta la tasa de cesárea.

c) Paritorio que no parezca un paritorio

Escuché esta frase hace mucho tiempo y siempre la he tenido presente. Marca la meta que debe tener un sistema asistencial: compaginar los intereses técnicos de la obstetricia y los psicológicos de la parturienta.

Quizás la idea entre en el campo de la entelequia. No obstante, se debe hacer un esfuerzo por cuidar el ambiente del paritorio en el plano humano: limitar el número de profesionales, compaginar la actividad técnica y las relaciones afectivas con la parturienta, preservar todo lo posible su intimidad,….

3.2. Postura dominadora

La entrada en el paritorio suele suponer para la parturienta una situación de estrés que se agrava cuando es tendida en la mesa de parto.

La posición vertical que tenemos los seres humanos es una posición dominadora, de superioridad. Y, al pasar a la horizontal, adquirimos una postura de pasividad, de sumisión y entrega.

La parturienta, tendida en la mesa de parto, tiene una situación de pasividad contraria a la actitud activa, de máximo protagonismo, que demanda el momento del parto.

4. Factores psíquicos en la técnica de expulsión

Última actualización el Domingo, 09 de Febrero de 2014 10:36
 
 

Anunciantes

Banner