Home Prensa Abdominal
Prensa Abdominal
Escrito por José F. Fernández Godoy   

 

En la mecánica –y, por tanto, también en la biomecánica- existe un principio básico:

“Un cuerpo se pone en movimiento cuando es empujado, arrastrado o sometido a una fuerza”.

La fuerza es, consiguientemente, un factor imprescindible en todo movimiento.

¿Que fuerzas actúan sobre el feto en su movimiento de salida?

Actúan dos fuerzas: la procedente de la contracción uterina, estudiada en capítulos anteriores, y la proveniente de la prensa abdominal, que corresponde estudiar ahora.

¿Qué es la prensa abdominal?

Se conoce con el término “prensa abdominal” el proceso a través del cual se produce un aumento de presión en la cavidad abdominal con la finalidad de expulsar al exterior la orina, las heces o, en el caso que nos ocupa, el feto.

alt

Fig 1


La cavidad abdominal (fig. 1) está limitada: por el diafragma (arriba), por la pared abdominal (laterales) y por la pelvis y el suelo de la pelvis (abajo).

El diafragma constituye un tabique muscular que separa el tórax del abdomen. Su zona central, más alta, se mueve en sentido descendente o ascendente según los tiempos de la respiración: en la inspiración (entrada del aire en los pulmones) baja (el diafragma se aplana) y en la expiración (salida del aire) sube.

La pared abdominal está formada, fundamentalmente, por los músculos abdominales.

El suelo de la pelvis está constituido por un entramado muscular y fibrilar a través del cual se abre paso: la orina en la micción, las heces en la defecación y el feto en el parto.

¿Qué elementos intervienen en la prensa abdominal?

Básicamente dos:


1º El diafragma, cuya zona central desciende (el diafragma se aplana) por efecto de una inspiración profunda y una retención del aire inspirado. El diafragma actúa como un embolo, creando una fuerza de dirección descendente. El espacio se reduce por arriba (fig. 2)

alt

Fig. 2

2º La contratación de los músculos abdominales (F. Abd.) origina una fuerza hacia dentro que reduce el espacio lateralmente.

En el caso de la defecación y, sobre todo, en el caso del parto es necesaria una prensa abdominal intensa. Entonces, es imprescindible añadir un tercer elemento:

3º La flexión lumbar. En la flexión lumbar la parte anterior del tórax (el esternón) se aproxima a la parte anterior de la pelvis (sínfisis del pubis). Se reduce, por tanto, el espacio abdominal (fig. 3).

Fig. 3 (animación)

Para detener la animación poner ver  la flecha del ratón encima de la imagen.

La flexión lumbar se produce, fácilmente (a favor de la gravedad), en la postura agachada (fig. 4).

 

alt

Fig. 4

En la posición horizontal la flexión lumbar entraña serias dificultades, pues la incorporación del tronco iría en contra de la gravedad. Este punto, muy importante en el estudio de la postura de la parturienta, será analizado en capítulos venideros.

¿Qué importancia tiene la prensa abdominal en el parto?

La importancia de la prensa abdominal está basada en los siguientes hechos:


1º Constituye una fuerza que llega a triplicar la fuerza de una contratación uterina (fig. 5).

alt

Fig 5

 

En la imagen de la izquierda se representa la presión intrauterina de una contracción de parto simple y en la imagen de la derecha, la presión intrauterina cuando ha intervenido la prensa abdominal.

2º La prensa abdominal puede ser potenciada y dominada por la propia parturienta.

3º La preparación al parto debe centrar su atención en enseñar y entrenar los fundamentos de la prensa abdominal.

¿Cómo actúa la prensa abdominal en el acto de la defecación?

Cuando llega el bolo fecal a la parte inferior del recto (cerca del ano) se desencadena un reflejo a través del cual el individuo siente ganas de defecar, busca la postura adecuada (agachado o sentado con el tórax inclinado hacia delante) y se pone en marcha, de un modo automático, la prensa abdominal.

¿Cómo actúa la prensa abdominal en el parto espontáneo?

El mecanismo es el mismo que en el acto de la defecación. Cuando la cabeza del feto llega al último tramo del canal del parto se desencadena el reflejo de “ganas de empujar”, tras el cual, la mujer primitiva buscaba una postura adecuada, generalmente la de agachada, actuaba la prensa abdominal y el feto era expulsado al exterior.

¿Qué tiene que hacer una parturienta para poner en práctica la prensa abdominal?

La parturienta debe centrar la atención en:

a) Realizar respiraciones profundas, con retención del aire, durante la contracción.

b) Realizar una flexión lumbar. para lo cual debe emplear adecuadamente sus extremidades.

Se trata de ejercicios que deben ser entrenados durante la preparación al parto.

¿Cómo actúa la prensa abdominal en el parto dirigido (hospitalario)?

En el parto hospitalario se producen dos circunstancias que interfiere la mecánica de la prensa abdominal:

a) Se coloca a la parturienta en una postura desfavorable al funcionalismo de los elementos que intervienen en la prensa abdominal.

b) Con la anestesia epidural desaparece el reflejo de "ganas de empujar".

La prensa abdominal en el parto hospitalario es un tema tan importante que será tratado de un modo especial en los capítulos: postura en la expulsión, postura ideal y técnica de la expulsión y en el video fuerza de empuje.

Última actualización el Viernes, 07 de Febrero de 2014 11:42
 
 

Anunciantes