Postura horizontal
Escrito por Jos√© F. Fern√°ndez Godoy   

Postura horizontal

6_Horizontal_1_copiar

Fig. 6

Ante la imagen de la figura 6, parturienta tendida en una mesa de parto cl√°sica, debo, como premisa previa, considerar:

a) La persistencia en esta postura de la curvatura lumbar y, por tanto, la invasión del promontorio (Pr.) en el canal del parto.

b) Que el cuerpo uterino (parte superior del √ļtero) se puede mover libremente (ninguna fijaci√≥n lo impide) en la cavidad abdominal.

1. Fuerzas intervinientes

La gran protagonista de esta postura es (como en la postura en cuclillas) la fuerza de la gravitaci√≥n terrestre: el peso (P) del √ļtero y su contenido (feto, l√≠quido amni√≥tico y placenta) ejerce una fuerza hacia abajo.

2. Efecto sobre la biomec√°nica del parto

a) Sobre diafragma (figura 6). Al presionar el √ļtero sobre el diafragma, se dificulta la inspiraci√≥n profunda necesaria en el funcionalismo de la prensa abdominal. Ver video Fuerza de empuje.

b) Sobre los ejes (figura 7)

7_Horizontal_2

Fig. 7

Al descender la parte de superior (en la imagen, posterior) del √ļtero se origina una rotaci√≥n del eje uterino (E.F.), aumentando su divergencia con el eje del canal del parto (E.C.). Y, consecuentemente, aumenta el obst√°culo del pubis.

3. Comentario

De lo anteriormente expuesto se desprende que la fuerza de la gravedad, tan favorecedora de la biomec√°nica del parto en la postura en cuclillas, en la horizontal ejerce un efecto absolutamente nocivo.

Debo una vez más (lo he hecho en distintos artículos de esta web) significar la influencia de la postura horizontal en el alto índice de intervención en el parto de la obstetricia de hoy.

Postura incorporada

Última actualización el Domingo, 16 de Febrero de 2014 09:45
 
 

Anunciantes