Home Suelo de la pelvis
Suelo de la pelvis
Escrito por Jos√© F. Fern√°ndez Godoy   

SUELO DE LA PELVIS

Estudio biomecánico y antropológico

José F. Fernández Godoy

Sucinta descripción anatómica de la pelvis

La forma de la pelvis es tronco-cónica o de embudo, con la parte más amplia en el extremo interior (figura 1: pelvis humana vista de frente).

1 Pelvis humana

Fig. 1

Está constituida por cuatro huesos: El sacro (S), los dos coxales o ilíacos (IL) y el cóccix (C) y los iliacos se dividen a su vez en tres partes: ala ilíaca (ai), pubis (p) e isquion (i). Los coxales se unen por delante a través de un cartílago: sínfisis del pubis (s p).

La pelvis est√° conectada, por un lado, a la columna vertebral a trav√©s del sacro (hueso com√ļn de ambas) y, por otro, a los dos f√©mures por potentes articulaciones (a).

Interesa destacar el conducto pélvico (CP), camino de salida de orina, heces y feto (en el parto). El conducto pélvico constituye, pues, el canal óseo o duro del parto.

El cierre de la pelvis

El conducto pélvico, comunicación del abdomen con el exterior, está cerrado por una estructura (más adelante se describirá) con la doble y contrapuesta misión de, por un lado, evitar la salida de las vísceras abdominales y, por otro, permitir el paso de las heces, la orina y el feto en el parto.

De ‚Äútabique‚ÄĚ a ‚Äúsuelo‚ÄĚ

 

 

 

 

Última actualización el Viernes, 05 de Junio de 2015 09:18
 
 

Anunciantes